-->

viernes, 25 de mayo de 2012

Serendipity en el Calderón

fenomenalMessi
Los mejores 30 minutos en el ciclo de Pep.
Las mejores cualidades de un gran equipo lucieron en todo su esplendor en esa media hora mágica.
Más brillo, más velocidad, más vislumbre, más virtuosismo, más fascinación, más disfrute, más exaltación, más excelencia.
Todo fue algo más.
Hasta en la sutil felicidad de Pep Guardiola había algo más. Serendipity.

Perfil (Argentina)
"Adiós con gloria de Messi y cía. a Pep".
"En sólo 24 minutos, Pedro dos veces y La Pulga sentenciaron el 3-0 ante el Athletic de Bielsa que dio al Barça la Copa del Rey. Guardiola cerró su ciclo.
Con un gol de Lionel Messi, quien sumó así 73 conquistas en la temporada, el Barcelona ganó este viernes la Copa del Rey venciendo 3-0 en la final jugada en Madrid al Athletic de Bilbao que dirige Marcelo Bielsa, y le regaló a Pep Guardiola su 14° título sobre 19 posibles en su hoy finalizada gestión como entrenador azulgrana.
El éxito en la Copa del Rey permitirá además al Barça disputar la Supercopa de España en agosto, en un duelo a ida y vuelta contra el campeón liguero Real Madrid".

canchallena (Argentina)
"La última función de Pep: con el sello de Messi, Barcelona aplastó al Athletic de Bielsa".
"No hubo equivalencias. A Barcelona le alcanzaron los primeros 24 minutos del partido para demostrar su superioridad ante el Athletic Bilbao de Bielsa. La victoria por 3-0 ante los vascos, con un gol de Messi y dos de Pedro, todos en ese segmento de tiempo, así lo demostraron. Fue la mejor despedida para Pep Guardiola, que dejó el club catalán con el título de la Copa del Rey".

Olé (Argentina)
"Sí que sirvieron".
"Al contrario de lo que dijo Mou, Messi cerró su año cotizando alto: la metió en todas las finales, que valieron cuatro títulos culé contra uno solo del Real Madrid.
Qué dirá ahora el técnico blanco que acusaba que los goles de Lionel Messi no servían para nada. O su compatriota estrella, Cristiano Ronaldo, quien dijo ser "mejor que Messi" y afirmó que se terminaba la era de dominación del Barcelona".

Marca (España)
"El hábitat natural de Messi".
"Dicen que las finales las deciden los cracks. Messi, que sin duda lo es, volvió a aparecer en el partido que decide un título. Ya marcó en la final de Mestalla de 2009 ante el Athletic y en el Calderón lo volvió a hacer. Como casi siempre, la 'pulga' se hizo gigante. Con este, son ya 16 los goles que el argentino ha marcado en los momentos decisivos para su equipo.
Es sencillamente Messi. Cuando parece que ya no puede ofrecer más, completa otra temporada mejor que la anterior. Lo sufrió, en esta ocasión, el Athletic. Pero es que cuando Leo está inspirado, poco se puede hacer".

"Merecía un final así. El último título que cierra la etapa más brillante de la historia del club. Infinidad de títulos -14 de 19- y la imagen de un equipo legendario que, bajo su batuta, alcanzó la excelencia en su juego. Fue la despedida más bonita que se le podía brindar. La última Copa del 'Pep Team'... Y para celebrar los goles se abrazó varios segundos con Tito Vilanova, su sucesor".

El País (España)
"Final de película para Pep".
"Guardiola se despide del banquillo del Barcelona con el 14º título y una exhibición coral de su ideario futbolístico.
El ciclo de Guardiola en el Barça comenzó y acabó con una exhibición en la Copa. Al igual que ocurrió en Mestalla en 2009, el Athletic ganó en la calle de Madrid y en la grada del Calderón, fue superior en la previa y seguramente también será mejor en la resaca, dominó cuantas cosas rodean a una final y dependen de la hinchada, fue el rey de la jornada, salvo en la cancha, el sitio en que se decide el título. El partido fue un monólogo del Barcelona más guardiolista de la era Guardiola".

as (España)
"Guardiola acaba su obra como campeón de Copa".
"Más que la Copa número 26 del Fútbol Club Barcelona, fría cifra que quedará en los libros a la misma altura que las 25 anteriores, los primeros 25 minutos de la final de anoche deberían recordarse como un resumen más o menos fiel del legado al fútbol que dejan Guardiola y, por supuesto, los jugadores que ha entrenado. Seguramente, cuando a Tito Vilanova le pregunten cómo imagina a su Barça perfecto contestará que más o menos un poquito peor. Le espera una tarea difícil".