-->

jueves, 1 de marzo de 2012

Dónde iremos a parar si se apaga Lio Messi

fenomenalMessi
Seguro que al Mundial no.
No pasaríamos las eliminatorias.
Lo asiduo no nos haga cómplices y
que la nostalgia no nos haga ilusos.
El Mundial de Brasil 2014 no está ni lejos ni cerca, está equidistante a la buena de Messi.
Un equipo insulso, con temores, limitado, con demasiadas dudas.
Un equipo ingrávido, salvo algunas honrosas excepciones.
Demasiado triste para Argentina.
Demasiada tarea para Messi.

Marca
"¡Lío en Argentina!".
"Las simpatías en el fútbol se ganan con goles.
Messi vivió ante Suiza su gran noche albiceleste. La prensa de su país se deshace en elogios ante el futbolista que estaban esperando (...) Las alabanzas al delantero disimulan el grado de incorformismo de un equipo que no brilló en exceso. Sin embargo, el resultado y las expectativas que ha levantado otorgan a las crónicas cierto aire festivo".

El País
"Messi se sacó de la chistera su mejor versión y anotó los tres goles que la albiceleste le endosó ayer a Suiza (1-3). El primer triplete que el delantero de Rosario anota con Argentina le acerca a su verdadero estatus: el de jugador más decisivo del mundo".

Ottmar Hitzfeld - Técnico de Suiza.
"Disfruté mucho con Messi".
"Disfruto mucho de Messi, de su velocidad, de su explosión y de sus dribblings y no puedo evitar decir que es un disfrute enorme verlo en acción aunque haya sido su rival (...) No por nada el jugador del Barcelona es, para mí, por lejos, el mejor jugador del mundo".

Perfil
"Messi gritó tres veces y ganó Argentina".
"Tras marcar en el primer tiempo, La Pulga consumó cerca del final su primer hat-trick con la albiceleste y la Selección venció 3-1 a Suiza en Berna (...) Y claro, Messi lo hizo. Una vez más".

Olé
"Un día muy especial".
"Todos felices con Messi, que mostró su alegría tras meter su primer hat-trick con la Selección en el 3-1 a Suiza. El 2-1, un golazo (...) Messi se fue feliz de Berna, vestido con la ropa oficial celeste y blanca. Después de ser saludado por los suizos que lo idolatraron pese a que les metió tres (...) En el medio de su alegría, pese a que el nivel de la Selección siguió siendo regular, con sentido común dejó en claro que no se puede tirar manteca al techo: "Hay que seguir mejorando muchas cosas, crecer como equipo y grupo. Siempre es bueno ganar".

Clarín
"La magia de Messi paseó por Berna".
"Marcó dos golazos y un penal en la victoria ante Suiza por 3-1. El primero fue tras una buena combinación con Agüero (...) Con esos goles, la Selección tapó las flojas conclusiones que dejaron las pruebas en Berna. La más fuerte es que Argentina deberá mejorar para encontrar el juego deseado".

Página 12
"Messi... y no hay nada más que hablar".
"Los suizos hicieron cola en el centro del campo para saludar al astro y hasta la terna arbitral aguardó para darle la mano. Messi fue la estrella de la velada futbolera, destacándose tanto por sus virtudes como por el contraste que significó la opaca actuación de un equipo argentino poco audaz ante un rival que creció en el segundo tiempo".

canchallena
"La Argentina también disfruta del mejor Messi".
"Por si alguien dudaba, cualquier cosa puede esperarse de él. Hay que observarlo siempre, no se le debe quitar la mirada ni descuidar por tan sólo un segundo, porque ése es el tiempo suficiente que necesita para realzar su imagen, para despertar y convertirse en la figura excluyente, en el jugador determinante de un encuentro vibrante o sin demasiadas luces. En un parpadeo, cuando ya nadie se ilusionaba con ver algo diferente en el magnífico Stade de Suisse, Lionel Messi ratificó que es el mejor futbolista del planeta, y que las genialidades a las que nos fue acostumbrando con la camiseta de Barcelona no tienen límites y que también son posibles con los colores de la Argentina. En un abrir y cerrar de ojos, en un puñado de minutos, enseñó que no entiende de cansancios, de férreas defensas, de viajes agotadores, de la extenuante competencia, de la maratón de partidos que lleva jugados desde que empezó su temporada, allá por agosto del año pasado. Frente a Suiza hizo ni más ni menos lo que suele hacer siempre: jugar en un alto nivel y marcar goles, aunque el éxito 3-1 signifique otro fotograma de una película que el rosarino jamás para de rodar".