-->

jueves, 10 de junio de 2010

Clarín, diario argentino: "Diego siempre encima"



"Un córner, una indicación, un gesto, una palabra de aliento. Duró unos minutos, y después el técnico dio por terminada la práctica, donde sólo se pudieron observar los últimos 15 minutos. Un abrazo, una caricia y caminaron juntos, mientras Maradona le hablaba al oído, y Lio escuchaba tranquilo (hasta soltó una sonrisita)".