-->

sábado, 21 de abril de 2012

La pesadilla del Barça fue Real

FenomenalMessi

Pep, corazón grande.
Pep pensó un equipo para animar al Real Madrid. Pero no, el Mou Team nunca se atrevió.
Tal vez por cansancio, tal vez por pusilanimidad, tal vez por vez tal,
desaprovechó la oportunidad de golear al Barça.
Pep, si insistía, tendría que haber puesto a Busquets al arco, a Valdés cazando mariposas; Andrés Iniesta y Lionel Messi cambiando lugares con Adriano y Mascherano, o Puyol.

Obvio, Pep Guardiola, los gustos hay que dárselos en vida. Bien vale.
Pep, corazón grande, yo también te quiero mucho.

as (España)
"El Madrid golpea de nuevo"
"Una Liga en blanco".
"Guardiola quiso ganar el partido en la pizarra y lo perdió sobre el campo. Se descubrió en defensa, reforzó el centro del campo y al Barça no sólo le cambió la cara, sino que bajó una velocidad en su juego y sus movimientos fueron confusos, menos dinámicos, en definitiva, más previsibles.
Puyol, Mascherano y Adriano formaron la línea de tres en defensa. Busquets y Thiago compartieron el doble pivote, con Xavi a su derecha e Iniesta a su izquierda. Y delante el trío compuesto por Alves, Messi y Tello. Lejos de confundir al Madrid, este dibujo ralentizó los movimientos de un Barça que pareció desconcertado y aturdido".

Marca (España)
"La Liga en Cristiano".
"Un gol de Cristiano a la contra mató al Barça y acerca la Liga a un Madrid que realizó un ejercicio de practicidad y eficiencia en el Camp Nou. Instantes después del empate del Barça, el luso recibió un pase al espacio de Mesut Özil y calcó ante Valdés el gol que le hizo en la Copa a Pinto. Ese tanto no sirvió de mucho. Este puede valer un título de Liga para el Madrid después de tres consecutivos para los catalanes. Y, quizá, sentar las bases de ese cambio de ciclo por el que el madridismo lleva tanto tiempo suspirando".

El País (España)
"Cristiano mete el gol de oro".
"Cristiano hizo algo que viene practicando desde hace año y medio. Vivió pegado a la banda izquierda como un satélite del Madrid. Fue el jugador más liberado de cuestiones defensivas en su equipo. Se dedicó a esperar. Más que nunca, aguardó al balón largo para atacar a Puyol. Lo posibilitó el esquema presentado por el Barça, con tres centrales y amplios espacios en los costados (...) Cristiano no participó más que otros compañeros. Tampoco brilló demasiado hasta que Alexis empató. Su posición escorada, su especialización a la espera del zarpazo, limitaron sus intervenciones (...) Como Özil, Cristiano calzó botas naranjas fosforescentes. Se le vieron poco, pero cuando relucieron fue para producir beneficios para el Madrid. El tesoro más grande se lo envió el propio Özil, el gran clarividente de la plantilla. El alemán se tiró a la derecha y le puso un balón medido a la tierra de nadie. Ni para los centrales ni para el portero".

Olé (Argentina)
"Para el culé"
"Hay que reconocerlo".
"Esta vez, el duelo entre Messi y Ronaldo fue para el portugués, que le dio la victoria en el Camp Nou al Real y, encima, lidera la tabla de goleadores con 42. Muy marcado, el mejor del mundo metió un pase de gol genial y generó el 1-1.
No pudo festejar Leo en esta ocasión: en el primer tiempo, más como armador, fue de lo mejor de su equipo y le metió un pase de gol entre cinco jugadores a Xavi, no mucho más. En el segundo lo tomaron bien y cuando desniveló en velocidad, generó el tanto del empate de Alexis. Pero esta vez, hay que reconocerlo, el ganador del duelo fue Ronaldo, quien definió el duelo en un momento caliente del partido".

Perfil (Argentina)
"Un gran golpe Real en Barcelona".
"Esta vez, no pudo ser para Lionel Messi y compañía. El Real Madrid dio un paso de gigante para proclamarse campeón de la Liga española tras imponerse 2-1 ante el Barcelona en el Camp Nou. Parecía que el equipo catalán se lo podía llevar después del empate transitorio de Alexis Sánchez, pero Cristiano Ronaldo no perdonó y los de Mourinho ampliaron a siete puntos su ventaja como líder cuando quedan sólo cuatro fechas por jugar".

canchallena (Argentina)
"Messi, lejos de su mejor nivel, se mostró desconectado ante Real Madrid".
"Con pocas intervenciones, la Pulga sólo rindió cuando se retrasó en el campo y prefirió transformarse en "asistidor". En el primer tiempo, Messi logró meter un pase entre líneas, y en su única intervención el Barça estuvo a punto de marcar. Pero Xavi no pudo definir bien ante la salida de Casillas".