-->

domingo, 5 de febrero de 2012

Pero siempre habrá palurdos...

fenomenalMessi
Pero se les observa tan repetitivos con la pelota cuando ésta les llega, (sobremanera cuando volantes y defensores más arquero) que los adversarios y hasta el que menos ve en el más lejano lugar del Camp Nou, ya saben que traslado tendrá el balón o dónde será dirigido el pase.
Si lo espontáneo se deja de lado, por mantener un orden o una idea, cunde el desorden.
Y estoy de acuerdo que Lio Messi nunca juega mal, juega fastidioso, diría, pero imposible juegue mal,

y es porque no sabe, no puede. Por más que lo intente no le sale jugar mal.
Si la redonda no pasa por Messi, aún fastidioso, no se palpita fútbol, no habrá opciones ni gol.
Pero siempre habrá palurdos que confunden el oro con el dublé.