-->

jueves, 19 de enero de 2012

Qué maravilla Messi qué maravilla

fenomenalMessi
El inefable Pepe le pisó la mano y Messi se la cobró: puso un pase de gol como con la mano.
300 partidos en el Barça valían para celebrarse con la magistral asistencia a Abidal, que definió como un 9 de área: Lio distrajo con la redonda en los pies hasta despertar la magia.
Real Madrid no se merece a Pepe. ¿Mourinho merecerá al Real Madrid?

Clarín
"El Barsa volvió a festejar en el Bernabéu con una cuota de magia de Messi. Fue 2-1 ante el Real Madrid en el partido de ida de cuartos de final. La Pulga metió un pase precioso para el gol decisivo que convirtió Abidal".

Olé
"Sin brillo, igual brilla".
"¿Cómo se mide si un jugador anduvo bien, mal o más o menos? ¿Cómo explicar que Messi no brilló pero fue clave en el triunfo? No hubo grandes gambetas ni esas apiladas de PlayStation (...) El pase corto preciso habitual pero con más complicaciones a la hora de romper la línea, Messi vio antes lo que muchos no ven. Su asistencia para el gol de Abidal sirvió para demostrar que sin brillos, igual brilla.
Los portugueses de Mourinho lo maltrataron a Lionel: Pepe le pisó la mano, Coentrao lo manoteó y Carvalho lo bajó mal de atrás. ¿Premeditado o calentura? El argentino esta vez no brilló pero fue determinante".

canchallena
"Un clásico de Barcelona: con una genialidad de Messi le volvió a ganar al Madrid".

Cronista
"Una genialidad de Messi le hizo ganar otro clásico a Barcelona".
"A veces no hace falta que Lionel Messi convierta goles para que su figura trascienda por sobre la del resto de los mortales que juegan al fútbol. La cartuchera del rosarino tiene lápices de todos los colores".

El País
"El Madrid se ensucia para nada"
"El Madrid no da con el remedio. Ha probado casi todas las pócimas, salvo desplegar sin ataduras a todos sus ilustrados, pero ni así encuentra el antivirus ante el Barça. Ni siquiera el defensivo, que es el único que buscó anoche en su envite más rancio en décadas y décadas (...) Messi, en su mejor recado, habilitó a Abidal con un gran pase, un gol para profundizar en los desvelos del Madrid e igualar la historia: de los 216 clásicos disputados, 86 victorias para cada uno. La vida, el fútbol, son ciclos. Este es blaugrana y el Madrid debiera sopesar si le merece la pena ensuciar su historia para cambiar esta historia".

Mundo Deportivo
Messi, el toque mágico.
"A Messi le bastó con su sabiduría para aparecer cuando más lo necesitaba el equipo y rematar el triunfo del Barça con un Balón de Oro al hueco que Eric Abidal convirtió en el 1-2. Iker Casillas le negó el gol pero Leo es tan decisivo marcando como asistiendo (...) Así es Messi, milagrosamente sano y salvo tras ser víctima de la caza y captura de un Madrid desquiciado. En su partido 300 con el Barça, provocó las amarillas de Coentrao, Callejón y Carvalho y vio además cómo Pepe le pisaba impunemente la mano derecha. Herido en su orgullo, luchó cada balón como si fuera el último y dejó clarísimo que ser el mejor no le priva de correr como un gregario. El balón robado a Ozil en el área propia en el 84' habla por sí solo".